ELIGE TU IDIOMA

BUSCA EN ESTE BLOG CON GOOGLE

viernes, 1 de abril de 2016

HISTORIA DEL TANGO VI

Comienzos de la orquesta típica y cambios en el tango (1910 - 1940)

 


Ya para 1910 surge una nueva generación de tangos, ya era el bandoneón el principal instrumento de la formación de tango y se cambio el ritmo de ágil, rápido, alegre y movido del dos por cuatro, al lento, melodioso y melancólico del cuatro por ocho. Esto fue a causa del desconocimiento técnico y la falta de métodos de ejecución de los primeros bandoneonístas de tango quienes no sabían música.
Más adelante hubo también cambios en cuanto a los compositores, ya no eran analfabetos musicales que tocaban lo que sentían y no tenían la posibilidad de estamparlo en una partitura si no era con la ayuda de alguien que supiera escribir y leer música, por no poseer ellos mismos esos conocimientos musicales. Ahora eran en su mayoría músicos que se habían dedicado a estudiar música, algunos solo habían podido adquirir los conocimientos básicos y elementales mientras que otros concurrieron a Academias Musicales y Conservatorios.

El piano dejó de ser solista y paso a integrar la agrupación junto al bandoneón, la guitarra, la flauta y el violín, formándose así un principio de Orquesta Típica.
Con el tiempo las orquestas típicas criollas fueron aumentando su cantidad de músicos, formando quintetos, sextetos o agrupaciones más numerosas y con músicos instruidos.
Las orquestas típicas solían conformarse por alrededor de cinco a diez músicos, a veces más, los cuales eran de dos a cinco violinistas, de dos a cuatro bandoneones, un piano, un contrabajo, un cantante, y en ocasiones una o dos guitarras e instrumentos como el violonchelo, el clarinete o la viola.
Pero la formación más estable fue el sexteto típico: dos violines, dos bandoneones, un contrabajo y un piano.
En este periodo denominado "de los sextetos típicos" fue cuando el tango se interpretó mejor. Comenzaron a surgir los solos instrumentales, las variaciones, las respuestas entre sus integrantes, los ligados y demás elementos que enriquecieron las interpretaciones.
La orquesta típica sentó sus bases a través del teatro. En estos actuaron orquestas que en su mayoría no llegaron a grabar, pero igualmente tuvieron mucho éxito.
También surgieron las grandes orquestas de tango como por ejemplo las orquestas de Juan Carlos Cobián y la de Francisco Canaro, que alcanzaron gran fama internacional.
Algunas orquestas como las de Osvaldo Fresedo, Horacio Salgany Carlos Di Sarli continuaban desarrollando el tango instrumental durante esas épocas.
En 1913 surgió la figura más emblemática del tango: Carlos Gardel, quien comenzó su carrera como payador cantando en bares de Buenos Aires, formó un dúo junto a José Razzano, el que duró hasta el año 1925 y con el que grabó su primer éxito "Mi noche triste", con letra de Pascual Contursi y música de Samuel Castriota, en 1917 vendiendo 100.000 copias, fue un éxito inmediato en los países latino-americanos. Y en el año 1928 durante una gira por Francia, llego a vender 70.000 copias de sus discos. Registro 770 temas musicales de los cuales 514 son tangos. Gran parte de su música fue compuesta por él, mientras que el poeta Alfredo Le Pera se encargaba de las letras. Se lo reconoce como el creador del tango-canción. Cantó en lugares importantes de todo el mundo, incluyendo Francia y Estados Unidos, donde filmó algunas películas. Murió en 1935, en un accidente de avión, en la ciudad colombiana de Medellín.
En ese periodo de tiempo surgieron también grandes figuras del tango como por ejemplo Enrique Cadicamo, Enrique Santos Dicépolo, Tita Merello, Nelly Omar, Azucena Maizani, Libertad Lamarque, en otros, y también los considerados sucesores de Gardel luego de su muerte: Hugo del Carril, Agustín Magaldi e Ignacio Corsini.
En 1930 algunas letras habían adquirido un estilo dramático, hablando de la difícil situación que se vivía en esas épocas, Dicépolo y Cadicamo, expresan mejor que nadie esos momentos. La crisis también se sintió en Argentina y en la escena del tango, hasta que a finales de la década de 1930 Juan D`Arienzo conocido como "El rey del compás", logra revertir esa situación gracias a su estilo rítmico apresurado y alegre y su retorno al dos por cuatro, combinado con arreglos musicales modernos, que "llamaban a bailar". Los instrumentos en su orquesta, tocaban al unísono, sólo se podía distinguir algún compás suelto del piano conductor o algún contra-canto del violín.
En el periodo de 1920 a 1940 surge la llamada "Guardia Nueva" la que fue de gran importancia para el tango por su evolución en cuanto a su música, su poética, su interpretación y su ejecución. La guardia nueva se caracterizó entre otras cosas por sus músicos muy profesionales y de gran capacidad y calidad musical, que impulsaron un compás más firme y alentaron la aparición de solistas virtuosos y profesionales. La orquesta se convirtió en una agrupación de músicos que tocaban en conjunto pero que no impedía mostrar las virtudes individuales de cada uno. Entre los músicos que se destacaron de la Guardia Nueva se encontraban: Julio De Caro, Aníbal Troilo, Osvaldo Pugliese, Osmar Maderna, Ricardo Tanturi, Miguel Caló, José Basso, Francisco Rotundo, Alfredo Gobbi, Osvaldo Fresedo, Ángel D´Agostino y la orquesta de Enrique Francini y Armando Pontier.
Julio De Caro comenzó a escribir el tango en cuatro por ocho, en lugar de escribirlo en dos por cuatro, y el baile se adecuó al ritmo lento y se más tranquilo, casi caminando. De Caro se ocupo de embellecer la melodía mediante el acompañamiento armonizado del piano, los fraseos y las variaciones de los bandoneones, los contra-cantos del violín contrastando con el tema central y los solos de piano y bandoneón.
Osvaldo Fresedo, el bandoneonísta conocido como "El Pibe de la Paternal", perteneció a otra corriente diferente a la de Julio De Caro, una corriente "conservadora" con esquemas instrumentales de la Guardia Vieja, pero también influenciado por el jazz, introdujo nuevos instrumentos en la orquesta como por ejemplo el arpa, el vibrafón y la batería.
El famoso bandoneonísta Aníbal "Pichuco" Troilo fue otro gran evolucionista en el tango, destacó la importancia de la melodía y de las letras, ayudado por grande poetas en sus composiciones y también de muchos de los mayores cantantes para interpretarlas como por ejemplo: Fiorentino, Marino, Ruiz, Rivero, Rufino, Goyeneche, entre otros, y de músicos evolucionistas fundamentales para ejecutarlas.
El gran pianista y director de orquesta, Osvaldo Pugliese, apodado "El Santo del Tango" también fue uno de los exponentes de la Guardia Nueva, su estilo se consolido principalmente en la música instrumental, y es considerado fuerte y hasta violento.
Durante esta época se da también el triunfo del tango en Europa. El camino ya había sido preparado por figuras como Alfredo Gobbi durante la década de 1900. Este triunfo no fue de forma masiva y popular, como lo fue en Argentina durante la década de 1940; en Europa fue un éxito en la clase alta, la que frecuentaba locales reservados en los que el tango triunfa por ser una danza exótica, y se extiende hasta 1939 con el comienzo de la segunda guerra mundial.
Las agrupaciones de tango en Europa al igual que en Argentina solían presentarse en burdeles y cafés, pero también en teatros y otros lugares reconocidos.
España y Francia fueron los dos países en los que mayor éxito tuvo el tango, y la ciudad europea en la que más se vio dicho éxito, fue la ciudad de Paris. Allí se presentaban figuras como Alfredo Gobbi, Carlos Gardel, Eduardo Arolas, Eduardo Bianco, Francisco Canaro, los hermanos Spaventa, entre otros.

videos en 

CONTENIDO MAS VISTO