ELIGE TU IDIOMA

BUSCA EN ESTE BLOG CON GOOGLE

lunes, 21 de marzo de 2016

SALUD FISICA Y MENTAL, CON MI POSTURA



Elegancia, armonía y salud con una postura correcta


Elegancia, armonía y salud con una postura correctaLo primero que te ha de corregir un profesional en una clase de baile es la postura: “endereza la espalda, hecha los hombros para atrás y relájalos, contrae el abdomen, acomoda la pelvis, la cabeza alienada…”, etcétera.  Y no sólo un bailarín sería lo primero que te corregiría desde la primera clase, también te lo diría un buen actor, o una modelo o cualquier persona que utilice su cuerpo como un medio importante y valioso de expresión y comunicación.
Sin embargo, la buena postura no es algo que deban desarrollar solamente determinadas personas, la buena postura es algo que todos deberíamos desarrollar pues no sólo es una carta de entrada personal muy estética y atractiva, sino que además, es necesaria para la salud de la espina dorsal, así como de la espalda. Además, tener una postura correcta, ya sea que estemos parados, sentados o caminando, es un hábito ideal para ayudar a formar el cuerpo, evita que se nos abulte el abdomen y que los pechos se caigan, ayuda a que las nalgas “aparezcan” y que el cuerpo en si tome forma armónica.  
Así que no lo pienses más, pon en práctica los siguientes consejos que sin duda te ayudarán a verte sentirte mejor.



Tu postura cuando estás sentado
Si tú trabajo o estudio te exige permanecer sentado por varias horas, es necesario que procures moverte cada hora, date una vuelta o baja y sube escaleras, o al menos levántate del asiento algunas veces y vuélvete a sentar. Si no puedes ponerte de pie ni caminar unos minutos, al menos estira tus brazos, mueve tu cuello y tus piernas, flexiona tus tobillos varias veces. Si te sorprendes encorvado en tu asiento, corrige inmediatamente, endereza la espalda, hecha los hombros para atrás y contrae el abdomen, y fíjate que tu cabeza esté bien alineada con tu espalda, pues si tu cuello esta desplazado hacia el frente, tu cuello y nuca están forzados, tensos, tendrás dolor de cuello y hombros más tarde. Evita cruzar las piernas pues, aunque se ve muy sexy, no es muy saludable, el cuerpo no está uniformemente distribuido en la cadera, está forzado, y esto causará problemas de alineación, agotamiento y dolores posteriores, además de que tu sangre no puede circular correctamente. 
Esto de mantener una correcta postura sentada puede ser difícil al principio cuando no estas acostumbrada, y la cosa se agrava cuando no haces mucho ejercicio, pues tus músculos entonces estarán más débiles y te cansarás rápidamente de estar en buena postura, tu cuerpo se desplomará apenas le quites la atención.  Así que debes estar alerta, pídele a una amiga o amigo que te indique cuando estés encorvada, o programa tu celular cada 10 minutos, que suene un “bip” que tú ya sabrás servirá para revisar tu postura. Esto puede fastidiarte al principio, pero después de una semana, empezarás a hacerte al hábito de estar bien derechita. Verás cómo empieza a cambiar la forma en cómo te percibes y te sientes.

Tu postura al caminar
Que elegante, armónico y bello luce alguien que camina correctamente. Es muy importante observarnos a nosotros mismos cuando caminamos pues muchas veces sin darnos cuenta se pierde todo lo que hemos invertido en nuestra belleza cuando nos deslomamos y desaliñamos.
Recuerda que cuando caminas expresas mucho de tu personalidad, y cuando lo haces de forma desaliñada o encorvada y desatendida, podría ser reflejo de una baja autoestima. Para entrenarte en caminar correctamente, con gracia y estilo, puedes seguir estos fáciles consejos:
1- Tu espalda debe de estar recta pero no forzada, con los hombros hacia atrás pero relajados.
2- Tu cabeza debe de estar alzada naturalmente, sin estrés, sin estar desplazada hacia el frente, evita  la tensión en el cuello y procura mantener tu mirada hacia el frente, no mires hacia el suelo cuando caminas este último suele ser un hábito muy frecuente que puede reflejar inseguridad, desánimo. Así que alza tu mirada, y si de vez en cuando se cruza con alguna otra mirada, puedes aderezar el momento con una linda sonrisa si así te nace.
3- Tu abdomen debe de estar ligeramente contraído cuando camines, pero debes de sentir que el movimiento y la cadencia del paso lo llevan las caderas. Tus nalgas deben estar también ligeramente contraídas.
4- Te recomendamos, cada vez que puedas, hacer de tu paso algo calmado, que se sienta que se disfruta cada paso que uno da. Esto puede parecer trivial y algo imposible de llevar a cabo sobre todo en aquellos momentos donde hay prisa, pero es importante que cada vez que puedas practiques el paso calmado, y atiendas como se siente tu cuerpo cuando camina, disfruta el movimiento de tu cuerpo, esta es una clave para aumentar tu carisma cuando caminas.
5- Tus brazos deben verse lo más relajados y sueltos posibles.
6- Un ejercicio par a fomentar tú correcto andar es el que hacen las modelos profesionales, el cual consiste en caminar con algunos libros sobre la cabeza. Puedes hacerlo de vez en cuando en tu casa.
7- Los pies deben cruzar ligeramente uno frente al otro cuando camines, evita que tus puntas se abran cuando des el paso, lo mejor para acostumbrar a tus pies a caminar con elegancia es caminar sobre alguna barda del ancho justo de tus pies, como lo hacen las gimnastas en la viga de equilibrio.

Tu postura cuando estás parado
Cuando estás parado, tienes un centro de atracción poderoso, y aquí es cuando más se pueden notar todos los “errores” de postura. Este es uno de los momentos donde más alerta debes estar, y los consejos son prácticamente los mismos: espalda bien derecha sin forzar, hombros relajados hacia atrás, vientre y nalgas ligeramente contraídos, etcétera. Sin embargo, cuando estás parado, la circulación de las piernas debe estimularse constantemente, pues en ellas recae todo el peso del cuerpo, y pueden llegar a ponerse tensas y te pueden doler después, sobre todo cuando estás haciendo larga fila. Lo mejor es, como cuando estas sentado, buscar caminar o mover tus articulaciones discretamente.
No olvides, en cualquier caso, ejercitar tu cuerpo al menos 20 minutos al día. Las abdominales y subir escaleras son muy buenos para tener piernas y el área de la pelvis fuerte, pero también la práctica de gimnasia, baile (ballet o cualquier danza) y Pilates son excelentes amigos de la correcta postura.

CONTENIDO MAS VISTO